Vuelve al trabajo

A reserva de lo que decida el técnico Matías Almeyda y de que el cuerpo médico lo dé como oficial, Omar Bravo se incorporó este martes a los entrenamientos de su equipo, recuperado de la lesión muscular que le apartó del trabajo hace una semana.

El capitán de las Chivas realizó todo el trabajo de acondicionamiento físico junto al grupo, así como los ejercicios con balón con los que el equipo terminó la sesión.

Bravo fue diagnosticado el lunes 28 de marzo con una distensión de primer grado del bíceps femoral izquierdo, lesión por la que le descartaron para jugar el domingo pasado ante los Pumas.

No obstante, el veterano realizó trabajo de rehabilitación durante cuatro días y el sábado se hizo una prueba para ver si podía estar listo al menos para ir a la banca.

Aún así, Almeyda prefirió darle descanso y tenerlo a plenitud para esta semana cuando las Chivas visiten al Puebla en partido de la Jornada 13.

Bravo, de 36 años, no ha podido marcar gol en el torneo, a pesar de haber sido el mejor anotador del equipo en el Apertura 2015.