Todo mal

Antes del accidente en el que participó, Junior Joao Maleck bebió hasta altas horas en un antro de Andares. Un video subido a redes sociales, tomado por él mismo, y versiones de clientes del lugar lo corroboraron.

El jugador fue muy bien recibido por los cadeneros, quienes lo dejaron ingresar sin hacer fila; en la zona VIP estuvo tomando con amigos hasta después de las 4:00 horas.

Cuando iba a retirarse, sostuvo un testigo, recibió las llaves de su Mustang de parte del valet, a pesar de su evidente estado de ebriedad.

El futbolista de 20 años, incluso, hizo sonar el motor del auto para llamar la atención; después nada se supo de él hasta que chocó a las 9:45 horas, en Tepeyac.

Al circular con dirección a Patria, Maleck impactó un Aveo en el que iban los esposos Alejandro Castro y María Fernanda Peña, en el cruce con Playa de Hornos.

El golpe mató a la pareja justo cuando iba a un cita de maquillaje para festejar su boda, celebrada un día antes.

Tras el accidente, el abogado penalista Jorge Huerta sostuvo que la cárcel era un escenario poco probable para Maleck, ya que participar en un hecho culposo no exige la prisión preventiva de oficio.

“Si (la conducta) no está dentro del catálogo de los delitos (graves) de los artículos 19 constitucional y del 167 del Código Nacional de Procedimientos Penales, no requiere prisión preventiva oficiosa, o sea, (la autoridad judicial) lo dejaría salir”, previó Huerta.

Entre los delitos de dicho catálogo están el homicidio doloso, el genocidio y la violación.

“En el caso en particular del accidente en el que intervino el jugador de futbol, en el supuesto de que el Ministerio Público judicializara la carpeta de investigación, el Juez de Control y Oralidad sólo le fijaría una garantía económica al imputado por la libertad, es decir, para garantizar su comparecencia durante el juicio, la cual pudiera ser de 5 mil a 10 mil pesos”, añadió Huerta.

“Una desventaja que tiene la parte ofendida, con el nuevo sistema de justicia, es que la autoridad judicial no le va a fijar garantía económica como medida cautelar para garantizar el pago de la probable reparación del daño”.

La Fiscalía del Estado informó que abrió una carpeta de investigación al respecto por los delitos de homicidio y daño en las cosas culposos.

Leave a Reply