Suspedido de por vida

El entrenador ruso Viktor Chegin, que tuvo entre sus discípulos a varios marchadores que dieron positivo en controles de dopaje, ha sido suspendido a perpetuidad por la Agencia Rusa Antidopaje (RUSADA).

La RUSADA y la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) abrieron una investigación sobre Chegin, que también fue entrenador nacional del equipo ruso de marcha, tras la proliferación de casos positivos entre sus dirigidos.

Acosado por la polémica suscitada en torno a su nombre, Chegin anunció su retirada en septiembre pasado.

Esta misma semana, el TAS ha confirmado las sanciones a seis marchadores rusos -cinco de ellos entrenados por Chegin- y ha ampliado los resultados deportivos que se les anulan, entre ellos varias medallas olímpicas y mundiales.

Los cinco atletas entrenados por Chegin, además de Yuliya Zaripova, campeona mundial en 2011 en 3.000 metros obstáculos, fueron sancionados por anormalidades en su pasaporte biológico.

Entre los atletas dirigidos por Chegin que han sido suspendidos por dopaje están Sergey Kirdyapkin y Yelena Lashmanova, campeones olímpicos en Londres 2012; Sergey Bakulin y Valery Borchin, campeones mundiales en 2011; Olga Kaniskina, plata en los Juegos de Londres; Elmira Alembekova y Stanislav Emelyano, campeones de Europa en Barcelona 2010.

La Federación Rusa de Atletismo está actualmente inhabilitada por la IAAF tras detectarse prácticas masivas de corrupción y dopaje, por lo que sus atletas no puedes competir en el extranjero y, a menos que se levante la suspensión, tampoco podrán hacerlo en los Juegos Olímpicos de Río, en agosto próximo.