Sufren por un penal

El resultado de un penalti suele atribuirse a la suerte del ejecutante, sin embargo, a los 20 años hubiera significado para Daniel Osorno poner al Atlas a dos goles de su segundo campeonato.

“Uno tiene la esperanza de estar cumpliendo un penal. Yo dije: ‘Lo voy a meter, lo voy a meter’. Lástima que cuando son los penales uno no sabe qué vaya a pasar, es un volado, pero dimos todo por un campeonato. Fue algo complicado, en los penales cualquiera puede ganar y la mala nos tocó a nosotros, sí nos fuimos tristes por la derrota en penales”, contó “Dany Boy” a CANCHA.

El fallo de Osorno se combinó con el acierto de Hernán Cristante, quien detuvo el disparo de Julio Estrada en muerte súbita. Así, el Atlas regresó a Guadalajara sin el trofeo.

“Nos vamos tristes, nos vamos con esa ilusión, con esas ganas de llegar a Guadalajara con tu familia y decirle: ‘Este campeonato era de ustedes’, lamentablemente, no se pudo”, agregó el canterano rojinegro.

CAMBIARÍA TODO

Julio Estrada, quien entró en la historia del Atlas por ser quien falló el penalti definitivo en la Final del Verano 99 ante el Toluca, contó con anterioridad que él daría todos sus bienes materiales por darle un título a los Zorros.

“Cambiaría cualquier cosa de la que tengo materialmente hoy disponible, realizada en mi vida en una facilidad plena gracias a mi familia y a la gente que me rodea, quisiera cambiar todo eso por hacer al Atlas campeón”, externó “Jerry”, en una entrevista en 2013.

Leave a Reply