Sentó precedente

En el Apertura 2004, el Veracruz llegó a la última jornada como súper líder y nadie lo tumbaba.

Su partido en casa ante Jaguares fue programaron en domingo a las 12:00 horas, algo que no le pareció a los jugadores, quienes decidieron no disputar el encuentro.

Su rival, Chiapas, se presentó ante un vacío Estadio Luis “Pirata” Fuente y tras 15 minutos, el árbitro Marco Antonio Rodríguez marcó el final del partido, que fue ganado por 2-0 por la visita.

La sanción para los escualos quedó en multa, por ello el reglamentó cambió y ahora el Artículo 66 especifica: “El Club que no comparezca a un partido oficial de la Fase de Calificación o Fase Final sin contar con una causa justificada, automáticamente descenderá a ASCENSO MX en la siguiente temporada”.

Leave a Reply