se unen por el Barsa

El palco de honor del Camp Nou vivirá mañana un día histórico, ya que en él se darán cita por primera vez los ocho presidentes que, aún en vida, ha tenido el FC Barcelona en los últimos años, algo que jamás se había visto.

Así, a pesar de la ruptura de relaciones entre algunos de ellos, como Joan Laporta con Sandro Rosell o el propio Josep Lluís Núñez, al final la figura de Johan Cruyff, que en su día fue un punto de distanciamiento entre todos ellos, acabará por unirlos en un acto al que todos han confirmado su asistencia en el clásico, para ver el Barsa-Madrid y homenajear al ex técnico holandés, que murió el jueves de la semana pasada a los 68 años.

Agustí Montal, Josep Lluís Núñez, Joan Gaspart, Joan Laporta, Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu, así como los dos que lo hicieron en condición de presidente accidental, Raimon Carrasco y Enric Reyna, han confirmado su asistencia mañana en el palco Josep Suñol del Camp Nou.

Este será el segundo acto conjunto, después de que tras la muerte de Johan Cruyff, el club envió una carta a la afición con la firma de los ocho.

Otro asunto será el juego de equilibrios que el club deberá llevar a cabo para ubicarlos en el palco, ya que el protocolo que se utilizará hará que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, esté situado entre el del Barça y Real Madrid, Josep Maria Bartomeu y Florentino Pérez, respectivamente, mientras que el resto de ex presidentes tendrán que ir detrás o a los lados.

A la espera de que altos mandatarios confirmen su asistencia, como el nuevo presidente de la FIFA, el suizo Gianni Infantino, el Barcelona aún no ha desvelado cómo estarán ubicados los ex presidentes del Barsa, aunque todo apunta que Joan Laporta tendrá muy alejados en la fila a Rosell y Núñez.

Por otra parte, además de esta foto histórica que surgirá en el palco, no se descarta que el club impulse otra dentro de la zona noble del Camp Nou entre todos ellos.

Sí que han confirmado su asistencia al partido la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, así como el expresidente de la Generalitat Artur Mas, quien asistirá por primera vez al Camp Nou tras abandonar el gobierno catalán.