Se quitó un peso de encima

Leonardo Cuéllar aceptó que aunque está molesto por las críticas que recibió, ahora experimenta una sensación de paz porque se ha quitado de encima un peso que cargaba cuando era técnico de la Selección Mexicana de Futbol Femenil.

“Me siento triste, rabioso, confundido de alguna manera, pero también me siento más ligero, porque siento como si un elefante, rinoceronte, hipopótamo, dinosaurio se hubieran quitado de mis hombros”, dijo.

En conferencia de prensa, en la que fue anunciada su salida, Cuéllar manifestó que “ahora ya no va a estar Leo para ser el culpable de todo, que cada quien tome su responsabilidad que le corresponda y hay que hablar con hechos”.

“Ha sido una experiencia maravillosa, algo que voy a atesorar el resto de mi vida, casi un tercio de ella se lo he dado a este proyecto, contra viento y marea, con apoyo o sin apoyo, en ese tema no duermo por el resultado, me hubiera gustado que México fuera a Juegos Olímpicos, pero duermo porque me he entregado a esto, esa es mi paz”, indicó.

Cuestionado sobre si le queda a deber algo al Tri Femenil o viceversa, indicó que están a mano ya que llegó a formar algo desde cero.

“Hemos tenido éxitos y baches, estamos tablas, es parte del deporte, estamos en medio de dos monstruos, Estados Unidos y Canadá, hemos visto el crecimiento de otros países, ha habido un crecimiento importante, el programa ha sido protegido, pero se debe alimentar de algo y si ese algo no existe pues complicado”, estableció.

Sobre su futuro, señaló que “tengo una propuesta en Estados Unidos, sé que habrá opciones, pero en este momento quiero escoger lo que sea más adecuado para disfrutar lo que tenga que hacer”.