Se les acabó la pólvora??

Así como cuando anotaba uno el otro también, así se han apagado juntos André-Pierre Gignac y Rogelio Funes Mori.

Ambos delanteros llegaron al futbol mexicano en el verano pasado y no habían dejado tantos partidos de anotar. Su explosión era a la par y ahora a los dos se les mojó la pólvora al mismo tiempo.

El francés y el argentino llevan tres partidos de Liga sin anotar gol. Y su sequía se ha prolongado también a sus torneos alternos, pues ambos suman otro partido sin anotar, en Concachampions y Copa MX, respectivamente.

Gignac no anota en Liga desde aquel cañonazo al América el 27 de febrero en la Jornada 8, el cual festejó mostrando sus poderes de Súper Saiyajin, como Gokú.

Paradójicamente desde entonces perdió su fuerza y se fue en blanco ante Rayados, Pumas y Puebla. En el Clásico falló una oportunidad con el arco sin portero y ante la UNAM se topó ante un Alejandro Palacios agigantado en el arco, que le arrebató dos goles, pero el domingo ante la Franja ni siquiera disparó a la portería, igual que ante Gallos en la Conca, en el que es su cuarto partido sin anotar, contando las dos competencias.

Al francés ya le había pasado el torneo pasado lo de sumar tres partidos sin anotar y coincidentemente a la misma altura del campeonato, pues no marcó en las Jornadas 10, 11 y 12 ante Pumas, Puebla y Atlas.

Así se fue a Europa para jugar con su Selección los duelos preparatorios para la Eurocopa ante Holanda y Rusia, donde espera reencontrarse con el gol antes de volver a la Liga para recibir a los Rojinegros.

Caso similar es el de Funes Mori, pues no marca desde el 20 de febrero cuando colaboró con una anotación de penal en la goleada de 5-1 sobre Veracruz en la Jornada 7.

Cuatro días después marcó ante Pachuca en la Copa MX, pero luego se fue en blanco en Liga ante Cruz Azul, Tigres y Chivas. Contra Morelia no jugó por estar suspendido.

Lo más que había tardado “El Mellizo” en estar sin anotar eran dos partidos, el torneo pasado, cuando se fue en cero en las Jornadas 10 y 11 contra Morelia y Chivas.

La única diferencia entre Funes Mori y Gignac es que los Tigres extrañan más los goles del francés que los Rayados los del argentino.

Desde que Gignac se apagó, nadie ha anotado por los felinos y llevan tres partidos en cero, mientras que los albiazules ya anotaron cinco goles a través de Efraín Juárez, Dorlan Pabon, Edwin Cardona e Hiram Mier.

Así que más les vale a Gignac despertar o a los Tigres sacudirse la “Gignacdependencia”.