Se la complica

El PSG desaprovechó la localía frente al Manchester City, contra el que empató 2-2 en el Parque de los Príncipes.

Fue un partido en el que ambos equipos destacaron por sus pifias, pero en el que el club parisino sacó una mala renta porque ahora tendrá que ir a Inglaterra a ganar o a empatar de 3 para arriba para avanzar a la Semifinal de la Champions League.

Muy pronto pudo irse al frente al PSG. Al 6′, el árbitro no señaló como penal un empujón de Mangala sobre Matuidi. Al 12′, ahora sí marcó como penal una infracción de Bacary Sagna sobre David Luiz.

El sueco Zlatan Ibrahimovic cobró raso, cerca del poste derecho, pero el portero Joe Hart hizo una excelente desviada.

Después el propio Ibra falló un cabezazo, que entregó justo a la ubicación de Hart, pese a que estaba desmarcado.

Y esas pifias las aprovechó el Manchester City luego de que Matuidi tocó mal a Rabiot, Fernando recuperó y extendió para Fernandinho, quien a la vez habilitó a Kevin de Bruyne, implacable en el mano a mano, para el primero de la noche al 38′.

Sólo transcurrieron tres minutos para que el portero Hart tocara a Fernando y éste se durmiera ante la llegada de Zlatan, quien sólo puso un taponazo y con ello mandó el balón a la red, dejando estupefacto al técnico Manuel Pellegrini y a todos los Citizens.

Al 59′, tras un tiro de esquina, Edinson Cavani remató fuerte, tanto que Hart apenas desvió el esférico, que quedó a modo para que Rabiot empujara la pelota y le diera la ventaja a los locales.

Al 61′ Zlatan estuvo cerca de liquidar a los Citizens, pero mediante un cabezazo estrelló la pelota en la horquilla y después Cavani remató de tijera en el que picó tanto el balón que éste se fue por encima del marco.

Y fue al 72′ cuando Jesus Navas abrió por derecha para Sagna, éste mandó el centro que Aurier cortó, con tan mala fortuna que el esférico rebotó en Thiago Silva y quedó a modo para el disparo de Fernandinho y el 2-2 final.

La vuelta se jugará el próximo martes en el Estadio Etihad.