Se crecen

Si de partidos de vuelta se trata, Tigres sabe ganar en el BBVA, así lo ha demostrado en la Liga, pero en la “Conca” la historia es totalmente opuesta.

Con la desventaja de ir abajo en el global, los felinos requieren ganar por un gol en el “Gigante de Acero” para forzar los tiempos extras, o por dos o más goles de diferencia para coronarse.

Ganar en la cancha de Rayados no ha sido problema para los Tigres en partidos de Liguilla, pues los tres partidos que ha disputado los ha ganado.

Así lo hizo en la vuelta de los Cuartos de Final del Clausura 2016, cuando se impuso 2-1, pero no le alcanzó y Rayados clasificó a Semifinales por global 4-3.

Lo mismo hicieron los felinos al año siguiente, ahora en el Clausura 2017, cuando ganaron 2-0 con un doblete de André-Pierre Gignac para eliminar a los Rayados en Cuartos de Final por global 6-1.

En ese mismo 2017, pero en el Apertura, Tigres ganó la vuelta de la Final Regia 2-1 y se coronó campeón de Liga, confirmando la hegemonía de los felinos en partidos de Liguilla jugados en el BBVA.

El equipo de Ricardo Ferretti espera que esa buena historia en vueltas de Liguilla en la casa rayada se traslade a una vuelta de Final de “Conca”, pues ha perdido ambas, primero con el América 2-1 en la “Concachampions” 2015-16 y un año siguiente por 1-0 ante el Pachuca.

De hecho, Tigres no ha podido ganar ningún partido de Final de Concacaf, ya que así como perdió la ida 1-0 con Rayados, en años anteriores perdió 2-0 con las Águilas y empató 1-1 con los Tuzos.

Leave a Reply