Se cae a pedazos

El brillante carruaje del United volvió a convertirse en calabaza…

El hechizo de Ole Gunnar Solskjaer como entrenador del Manchester United se esfumó en el momento menos preciso y en un abrir y cerrar de ojos los Red Devils se quedaron sin Champions este año y casi fuera de la siguiente edición de la justa.

Solskjaer, quien tomó el cargo como DT del United de forma interina y tras el despido de Jose Mourinho el pasado 19 de diciembre de 2018, logró seis victorias en sus primeros seis partidos con los Red Devils en la Premiere League.

El accionar del equipo, pero sobre todo su aporte, no pasó por alto y fue nombrado el mejor entrenador de la competencia durante el pasado mes de enero.

Su primera derrota en competencia local llegó hasta el 10 de marzo de 2019, mientras que en Champions League perdió hasta el duelo de ida de los Octavos de Final ante el PSG.

Tal era la inercia positiva del noruego con el United, que el pasado 28 de marzo firmó de manera definitiva con el equipo, trato que prácticamente coincidió con una nueva recaída del equipo, que ahora lo tiene fuera de la pelea por La Orejona y con el riesgo de quedarse sin boleto a la próxima edición de la Champions.

Fuera de toda posibilidad en la Champions League y FA Cup, al Manchester United no le queda de otra más que concentrar sus energías en la Premier League y pelear con uñas y dientes por quedar entre los cuatro primeros lugares de la clasificación.

El problema es que Chelsea y Arsenal están mejor colocados que los Red Devils y también con un partido pendiente, respectivamente, al igual que la escuadra de Ole Gunnar Solskjaer.

Al United le resta enfrentar al Manchester City (el próximo miércoles), además de Chelsea, Huddersfield Town y Cardiff City. Esa será la ecuación que deberán resolver los Diablos Rojos, además de esperar caídas de Arsenal o Chelsea, para meterse a la próxima edición de la Champions League.

Leave a Reply