Se acerca

El Bayern Múnich avanzó a las Semifinales de la Copa de Alemania tras imponerse 5-4 al Heidenheim, sexto de la Segunda División alemana.

Al final Robert Lewandowski, quien empezó el partido en el banquillo por un resfriado, definió el partido con un gol de penalti al minuto 84. El Bayern había estado jugando con diez hombres desde el minuto 15, por expulsión de Nicklas Süle.

En el primer cuarto de hora el Bayern pareció encontrarse, Serge Gnabry rompió dos veces por la derecha de la defensa del Heidenheim y al 11′, tras un saque de esquina lanzado por Joshua Kimmich desde la izquierda, los bávaros se fueron en ventaja con gol de cabeza de Leon Goretzka.

No obstante, el Heidenheim no bajó la guardia y, al 15′ se vio en ventaja numérica cuando el Bayern se quedó con 10 hombres tras la expulsión de Niklas Süle por una falta en el borde del área siendo el último defensa.

El Heidenheim, con un hombre más, se envalentonó, lo que provocó que al 23′ el entrenador Niko Kovac sacrificó a un hombre de ataque para darle paso a Jerome Boateng.

No obstante, apenas tres minutos después llegó el empate del Hoffenheim, con un remate de cabeza de Robert Glatzek a centro de Schnatterer desde la derecha.

El Bayern procuró apropiarse del partido a través de la posesión de balón, pero no encontraba espacios y al 39′, en un contragolpe, Schnatterer puso en ventaja al Heidenheim con un remate de pierna derecha al segundo poste.

Con el marcador en contra, en la segunda parte Kovac decidió arriesgar y dio entrada a Lewandowski sacrificando a Rafinha, quien jugada de lateral izquierdo, y a Kingsley Coman, que entró por James Rodríguez.

Al 53′, con un remate desde el borde del área pequeña, Müller logró el empate a dos con un remate de volea.

Dos minutos después, Lewandowski, a puerta vacía y a centro de Müller, puso el 3-2 tras un contragolpe comandado por Gnabry.

El 4-2 llegó al 65′, marcado por Gnabry con un remate con derecha tras un saque de esquina que Mats Hummels prolongó de cabeza al segundo poste.

Sin embargo, el Heidenheim volvió a meterse en el partido. Glatzel descontó al 74′ y dos minutos después acertó un penalti que se produjo por una falta de Hummels, poniendo las cosas 4-4.

Al 78′, Gnabry estrelló un remate contra el poste y al 81′, Thomalla tuvo una gran ocasión para el Heidenheim que Sven Ullreich frustró con una buena parada.

Al 84′ llegó la redención para el Bayern Múnich cuando un defensa, en un duelo con Lewandowski, tocó el balón con la mano dentro del área. El polaco asumió el cobro y no falló.

El Bayern lo necesitaba, jugaba con 10 y estaba a punto de quedarse con 9, ya que Coman cojeaba y Kovac ya había hecho los tres cambios.

El martes se clasificó para las Semifinales el RB Leipzig, que derrotó a domicilio al Augsburgo 2-1, y el Hamburgo se impuso 2-0 en su visita al Paderborn.

El último semifinalista saldrá del último partido de hoy, entre el Schalke y el Werder Bremen.

Leave a Reply