Satisfecho

El presidente y fundador de la escudería Haas, Gene Haas, que se estrena este año en la categoría reina del automovilismo, declaró que el piloto mexicano Esteban Gutiérrez está satisfecho con su monoplaza, pese a no haber completado los dos primeras carreras.

Gutiérrez tuvo que abandonar en el Gran Premio de Australia tras un aparatoso incidente con el español Fernando Alonso (McLaren), que quedó con el coche destrozado y no ha podido volver a ponerse al volante hasta hoy mismo, y en la segunda prueba del año, en Bahrein, también debió retirarse por una avería en los frenos.

“Creo que Esteban está muy contento con el rendimiento del coche, pero desafortunadamente las cosas no han ido bien para él hasta ahora”, dijo Haas.

“La retirada en Australia fue muy desafortunada y él no tuvo nada que ver con eso, y en Bahrein tuvimos un problema con los frenos que también lo sacaron de la carrera.

“Esos son incidentes de carrera que a veces ocurren, y no podemos hacer nada al respecto, pero tener dos seguidos es algo inusual, así que esperamos que su suerte mejore este fin de semana”.

Con todo, en los primeros entrenamientos libres en China de esta mañana, tras los que Haas hizo estas declaraciones, Gutiérrez pareció verse abocado a continuar en la misma línea, ya que tampoco pudo completar ninguna vuelta en toda la prueba, y terminó, en consecuencia, al final de la tabla.

“Hubo un sensor de aceite que, por algún motivo, no estaba adecuadamente ajustado, así que el monoplaza le decía que no tenía suficiente presión de aceite, y hubo que corregir ese problema, lo que nos llevó un poquito de tiempo”, explicó Haas.

“Esta mañana se vio abreviada por todas las banderas rojas que hubo, pero vamos a arreglarlo para la práctica de la tarde”.