Salva a su selección

EI resurgir de Gareth Bale da vida al Madrid y también a Gales. El madridista fue decisivo  este viernes en un triunfo contra Azerbauyán que mete de lleno a los dragones en la lucha por estar en la Eurocopa. Suyo fue el disparo que desencadenó la carambola del primer gol y materializó la victoria con un cabezazo en el 84′. El atacante blanco empezó por la derecha, sin demasiada participación en el juego, y fue apareciendo cuando empezó a liberarse de la rigidez táctica inicial.

En la primera media hora, los dos equipos echaron en falta el VAR y Gales pudo quedarse con diez en el 17′. El árbitro maltés perdonó la expulsión a Wilson por un pisotón a Almeida que no vio y los británicos reclamaron una mano en el área de Rahimov y otro penalti por derribo de Garayev a Wilson.

Entre las dos polémicas, el 1-0 evidenció por qué la selección azerí es colista descolgada del grupo E en una mezcla de infortunio y falta de comunicación y atención. Bale se fue con el balón hacia el centro buscando el disparo, que tapó Krivotsyuk envenenando la pelota. Mientras Agayev salía temerariamente buscando el balón, Pashayev perdió completamente de vista el esférico, que rebotó en su espalda y se desvió hacia la portería sin encontrar oposición en su camino a la red. Sin haber rematado entre los tres palos, Gales se ponía por delante.

Estaba Gales sometiendo a Azerbaiyán en la segunda parte cuando llegó el empate de los visitantes. Bale no fue capaz de controlar el balón en una situación complicada tras un despeje corto de Mustafazade y a Taylor le faltó contundencia para evitar la contra de los azeríes, que rearmó Sheydaev y cedió a Emreli en carrera. El delantero primero falló con un blando remate en el cara a cara ante Hennessey, pero no perdonó en el rechace.

Gales consiguió encerrar aún más a su rival, pero le costaba generar ocasiones claras. En esas emergió Bale como si el área fuese su hábitat natural. Su radar anticipó donde iba a caer un balón sin dueño y remató de cabeza con un descomunal salto soberbio que Medvedev intentó sacar, sin éxito, bajo palos.

Después de esta quinta jornada, y con cuatro partidos disputados por cada selección, Gales es tercera clasificada del grupo E con 6 puntos, los mismos que Eslovaquia, cuarta. Hungría y Croacia comparten liderato con 9 puntos cada una. Gales descansa en la sexta jornada y el lunes 9 (20:45), disputará un amistoso contra Bielorrusia en el mismo escenario.

Leave a Reply