Sabe que será difícil

En horas como presidente del Atlas, Pedro Portilla se ha concientizado en que está al frente de un equipo que tiene una afición exigente, pero a la vez fiel.

En entrevista con Cancha, compartió que en los últimos días le ha costado conciliar el sueño; también detalló que buscará preparar a su familia para el entorno del Atlas, mismo que desgastó la imagen del Grupo Salinas por resultados deportivos adversos.

Prefirió ser muy cauteloso con temas como títulos y refuerzos. Prefirió hablar de procesos y se declaró antichiva.

¿Está consciente del sitio donde está, del que va presidir?
“Estoy muy consciente. Por ahí tengo una frase: ‘El que no quiera sufrir, que no se meta en este negocio del futbol’, porque se sufre y mucho. Da muchas satisfacciones, pero mucho sufrimiento.

“Me ha costado dormir en estos días, no creas que no, estoy muy claro sobre dónde estoy parado, pero el positivismo es mayor que esas consideraciones”.

¿Qué piensa de lo que ha sufrido la afición del Atlas?
“La afición del Atlas conoce muy bien (el sufrimiento). Ahora, desde dentro no es fácil, nosotros estamos de paso, las instituciones permanecen y a veces, cuando uno da un paso al costado, no se siente como el Pípila, sin piedra, como que ya soltó una presión fuerte.

“Sé que vienen presiones fuertes y he hablado mucho de eso con mi familia: tiene que mantenerse poquito aislada de estos entornos que hay en el futbol, estos temas y presiones involucran a la familia”.

¿Cuál será su línea en cuanto a los refuerzos: calidad o cantidad?
“Desde luego que por una línea más de calidad. Quisiéramos que, con el paso del tiempo, sean muy pocos, porque los que hayamos traído permanezcan en el club con éxito”.

¿Cómo van los avances en cuanto a día y horario de juegos, y televisora?
“Estamos en un proceso de definición, de cuál será la mejor alternativa para el Atlas desde el punto de vista de los derechos de televisión.

“Queremos entablar una conversación con nuestro socio estratégico que se encargue de llevarle a la afición nuestros partidos y entender, con base en lo que pide la afición y la necesidad de la televisora, encontrar un punto de equilibrio que nos deje contentos a todos”.

Leave a Reply