Resignado

Checo se tiene que resignar a partir atras.

Ante la obligación de tener que cambiar de motor en su monoplaza, Sergio Pérez, piloto de Racing Point, se mostró resignado a tener que pagar posiciones en la parrilla, para el Gran Premio de Italia de este fin de semana.

“Espero que seamos competitivos. Aún no sé qué motor voy a montar, estoy esperando a la confirmación de Mercedes. El motor de Spa está totalmente perdido, tendremos que tener una sanción por estrenar otro. Yo creo que penalizaremos aquí”, declaró Checo al llegar al circuito de Monza.

Leave a Reply