Reforzar sin gastar

Reforzar al equipo sin golpes de chequera es la tónica con la que trabaja la directiva del Guadalajara.

En el preámbulo del año futbolístico en el que volverán a pelear por salir de la zona del descenso, la directiva rojiblanca, encabezada por José Luis Higuera y Mariano Varela, tiene la tarea de fortalecer al plantel de Tomás Boy con jugadores libres, préstamos o pases de bajo costo.

El portero José Antonio Rodríguez fue un regreso, así que el Rebaño invirtió sólo en el contrato.

La contratación de Oswaldo Alanís será similar en el sentido de que no tendrán que pagar por el pase, aunque sí mejorar las condiciones contractuales que tenía antes de irse libre a España.

Antonio Briseño sería el único jugador nuevo en el redil, pero también es agente libre, ya que su contrato en el Feirense de Portugal finalizó; al ya no existir el pacto de caballeros, los Tigres -su último equipo en México- ya no podrán reclamar pago alguno.

Reforzarse así es lo ideal para cualquier equipo que busque operar con gasto eficiente, pero las Chivas tienen el apremio del descenso. Con eso la lógica indicaría que compraran refuerzos de primera línea, sin embargo, gastar no siempre es una garantía de éxito.

En el último año, las Chivas invirtieron casi 17 millones de dólares en los pases de tres jugadores, pero sólo uno de ellos, Hiram Mier, resultó rentable en cuanto a minutos jugados.

Leave a Reply