Rayados campeón

El  zaguero Nicolás Sánchez fue la gran figura de la Final, al anotar los dos goles del Monterrey en la serie.

En este partido cambió un penal por gol al cobrar de manera perfecta, engañando a Nahuel Guzmán al minuto 25.

En la parte complementaria, el portero Marcelo Barovero también brilló, con una atajada electrizante a un cabezazo de André-Pierre Gignac, que hubiera sido el empate 1-1 del partido y posiblemente la resurrección felina mucho más temprano en el juego.

El francés sí metió al auriazul al juego, pero a los 84′, con un golazo de tijera, que fue insuficiente.

Leave a Reply