Quiere venganza

El luchador mexicano Texano Jr. aseguró hoy que se vengará de los estadunidenses Brain Cage y El Mesías, el próximo 29 de este mes, cuando los enfrente en la Arena Xalapa, luego de haber sido superado por ambos en dos funciones previas.

En el Gimnasio Juan de la Barrera de la Ciudad de México, Brian Cage y El Mesías le aplicaron a Texano Jr. un martinete, por lo cual sufrió una lesión en el cuello.

Con un collarín, el megacampeón de AAA asistió a la función en León, Guanajuato, donde por la lesión fue sustituido por El Mesías, pero no se aguantó las ganas cuando vio el exceso sobre La Parka y Dr. Wagner Jr., por lo cual subió al ring y otra vez fue sangrado por los estadunidenses.

“Lo que hay entre ellos y yo ya se volvió personal. No siempre van a tener la ventaja, en León me encontraba lastimado y en el Juan de la Barrera gozaron de la superioridad numérica”, aseguró.

Agregó que “voy a terminar de reposar esta lesión en el cuello y en unos días buscaré la oportunidad para acabar con esos gringos, las cosas no se van a quedar así de ninguna manera”.

Aseveró que “Cage es un luchador que siempre ha sido un hablador, yo lo conozco estando en la misma esquina que él y te puedo decir que he estudiado sus recursos, no me da miedo para nada”.

De El Mesías comentó que “le acabo de ganar en la lucha por el Megacampeonato en Rey de Reyes, eso fue frente a toda la gente en San Luis y a través de la televisión, y creo que no quedó duda de que los mexicanos somos mejores arriba del ring”.

“La calidad mexicana va a quedar de manifiesto cuando acabe con esos dos y con todas sus habladurías contra mi país, y sólo así van a aprender a respetar a los mexicanos”, sentenció.

Enfatizó que “en la Arena Xalapa, el día 29 de abril, voy por mi pase a Lucha Libre World Cup, la Copa Mundial de Lucha Libre, y me voy a concentrar en ello completamente”.

“Tengo una meta que cumplir esa noche, y sé que mi venganza podría ser ahí o en cualquier momento. Lo que sí les digo es que ellos no saben qué clase de enemigo se echaron al bolsillo”.