Por fin ganó

El Real Madrid ganó 5-3 al Fenerbahce y sumó su primera victoria de la pretemporada con una actuación de guante blanco de Karim Benzema, autor de tres goles que eclipsaron los desajustes defensivos del conjunto madridista.

El mexicano Diego Reyes jugó todo el partido con el cuadro turco, pero no tuvo una buena noche en Alemania, pues fue testigo en primera fila del hat-trick de Benzema, rival que le tocó cubrir.

El primer gol llegó a los siete minutos, obra de Garry Rodrigues. El jugador caboverdiano cogió la espalda a Odriozola, disparó desde fuera del área y sorprendió a Keylor Navas, que tapado por Marcelo no pudo evitar el primer tanto.

El delantero francés acabó con las dudas después de rematar con delicadeza un centro de Vinícius y el empate trajo algo más de calma al cuadro madridista, que durante media hora mostró algo de buen futbol hasta el segundo de Benzema, autor también gracias a un cabezazo tras un saque de falta de Toni Kroos.

La euforia se terminó rápido y, de nuevo, la defensa blanca volvió a las andadas con otro agujero en la zona de Odriozola que aprovechó el Nabil Didar. El centrocampista marroquí encontró una autopista por el carril derecho blanco y consiguió empatar el duelo con un remate que rebotó en Odriozola y despistó a Keylor Navas.

El Real Madrid, con sus problemas defensivos, se marchó de nuevo con dudas al vestuario. Zidane, para la reanudación, movió el banquillo y sacó al campo a Andriy Lunin, a Adrián de la Fuente y a Lucas Vázquez. Y, casi al instante, apareció el último en los primeros minutos de la segunda parte para servir a Benzema el cuarto.

El delantero francés estaba desatado. Si hubiera sido más efectivo, podría haberse llevado a casa un saco lleno de goles. Y es que, aparte de sus triplete, dispuso de otras tres ocasiones muy evidentes que salvó el portero Altay Bayindir. La última, después de su tercer tanto, fue un mano a mano bastante claro.

Entonces, cuando la calma parecía instalarse por fin en un partido del Real Madrid, apareció Ozan Tufan con un cañonazo para volver a subir las tablas al marcador. Todo parecía ponerse en contra para los hombres de Zidane, que, sin embargo, reaccionaron pronto con los tantos de Nacho y Mariano que dieron la victoria al cuadro madridista.

El 5-3 final, con una actuación de guante blanco de Benzema, dio la primera alegría al Real Madrid. Sin embargo, no escondió las carencias del club blanco, que después de cinco partidos ha encajado 16 dianas. Una cifra preocupante.

Leave a Reply