Podría ser un año de ensueño

El Oviedo, cuyo socio mayoritario es Grupo Carso del empresario mexicano Carlos Slim, sueña con la Primera División española, luego que inicialmente sólo buscaba consolidarse en Segunda.

El conjunto de Asturias se ubica tercero de la clasificación en la Liga Adelante (Segunda División en España), con 53 unidades y a cuatro de los puestos que permiten llegar a Primera de manera directa, cuando restan ocho jornadas para que concluya la temporada.

Aun así, su posición también le da derecho al equipo de luchar por el ascenso vía Playoff, con todo y que apenas el año pasado participaban en la Segunda B.

Arturo Elías Ayub, director de Alianzas Estratégicas de América Móvil, explicó que estar tan cerca del objetivo los ha hecho creer en la posibilidad de ligar dos ascensos.

“Ojalá, lo que estamos buscando es el ascenso directo, ojalá que se pueda dar y si no, que se dé el Playoff y pelearlo igual”, aseguró Elías Ayub.

“Es muy ambicioso pensar en subir de Tercera a Segunda y el mismo año de Segunda a Primera; si las cosas se pueden dar, pues qué bueno, pero si no, pues paso a paso; el proyecto era consolidarnos este año en Segunda y está resultando mejor que eso”.

No se equivoca, pues los Carbayones estuvieron a punto de desaparecer en el 2012 y ahora miran de cerca los primeros planos.

A finales de aquel año, el Real Oviedo tuvo que vender acciones para ingresar dinero y fue precisamente Slim quien puso de su bolsillo dos millones de euros para salvar a la institución.

Entonces Elías Ayub comenzó a mover sus fichas en el club asturiano, para lo que trajo a Joaquín del Olmo en la dirección deportiva y al técnico Sergio Egea.

Egea llevó a los Carbayones a la Segunda, tras pasar doce años en la categoría inferior, el primer éxito que se apuntó la mano del empresario mexicano.

Pero en marzo de este año, el timonel argentino renunció por problemas con sus dirigidos, y la directiva apostó por el entrenador español David Generelo. Luego le trajeron al mexicano Carlos Barra como su auxiliar.

Pese a la tormenta, el Real Oviedo sueña con el ascenso.

“Así es el futbol, en el futbol hay cambios necesarios y este fue uno”, agregó Elías Ayub.

“Quedan pocos partidos de 42. Ya vamos a más de la mitad y ahí estamos, ojalá que se den las cosas”.