Orgullo a prueba

Esta tarde se juega una edición más del duelo regional más añejo de la Liga en México.

El Clásico Guadalajara contra el Atlas hará vibrar hoy a las 17:00 horas a más de 45 mil aficionados que se esperan en el Estadio Chivas y que agotaron la mayoría del boletaje a media semana.

Las Chivas llegan con la confianza en positivo gracias a la recuperación que manifiestan sus tres últimas victorias al hilo en el torneo.

Los Zorros, en cambio, lo hacen como el último lugar de la tabla general, como el peor equipo de la Liga y con la desconfianza interna

Incluso, Rafael Márquez, el principal símbolo y capitán del Atlas, minimizó el duelo el jueves, al aclarar que nunca lo extrañó mientras jugaba en Europa el Clásico francés o el derby español, algo que no cayó nada bien entre La Fiel.

Gustavo Costas confía en permanecer en el timón, pero un descalabro de escándalo ante el odiado rival rojiblanco le podría costar el puesto de técnico.

Mientras, Matías Almeyda busca conseguir su primer pase a la Liguilla en México y una segunda victoria ante los Rojinegros, después de ganarles en el Apertura 2015, le podría acercar a su objetivo.

El Rebaño llega con dos partidos sin recibir gol y como la segunda mejor defensa del torneo, mientras que a la ofensiva han marcado 10 goles en tres encuentros.

Las Chivas entrenaron ayer en Verde Valle con un buen ambiente, incluso, permitieron el acceso de 200 aficionados al terminar su práctica, mientras que en el frente atlista cerraron filas para el Clásico en Las Palomas, a puerta cerrada y sin acceso a medios.