No se la perdonan

Al Monterrey no le llegó el “perdón” de parte de la Federación Mexicana de Futbol y ésta ratificó la sanción de dos partidos de suspensión al delantero Rogelio Funes Mori.

En la jornada pasada, ante León en el Nou Camp, el argentino se llevó las manos a su boca y protestó contra el árbitro, quien sí escuchó el reclamo y no dudó en mandarlo a las regaderas.

Tras verse informados del castigo, Rayados apeló para que éste se redujera, pero solo obtuvieron una negativa de la FMF, quien reiteró la sanción, la cual también incluye 200 días de salario mínimo.

Funes Mori, quien habría insultado al juez central Roberto García Orozco, será reemplazado en el once inicial de La Pandilla por Aldo De Nigris.