No se burló

Osvaldo Martínez aseguró que nunca se burló de los integrantes del equipo de Tigres, tras haberles anotado el segundo gol de la Final de la Concachampions.

Reconoció que al término del partido se le fueron encima Guido Pizarro y Nahuel Guzmán, pero dijo que no le dio importancia al evento.

“Son cosas que pasan, capaz que ellos tomaron a mal mi festejo del gol, pero uno puede celebrar como quiera, así que yo no le falté al respeto a nadie”, mencionó a su regreso de la Sultana del Norte.

“Lo que me pone contento fue que ayer hicimos un partido perfecto, porque supimos aguantar los ataques y la defensa tuvo un gran desempeño”.

El paraguayo recalcó que nunca ha sido una persona que le falté al respeto a sus compañeros de profesión y lamentó que hayan tomado a mal su celebración.

El volante dije que este viernes lo van a ocupar en realizar trabajos regenerativos, porque la mayoría dejaron más del 100 por ciento en la cancha.

“Fue un desgaste terrible y ahora lo que nos queda es tratar de recuperarnos lo antes posible para enfrentar a Toluca el sábado”, mencionó.

“Para nosotros es fundamental ganar el partido del sábado porque es una manera de asegurar matemáticamente nuestro pase a la Liguilla”.

Martínez mencionó que será decisión del técnico Nacho Ambriz ver quiénes estarán para el partido del sábado ante Toluca, y si le toca ir de inicio hará su mayor esfuerzo como siempre.

“El técnico sabe que cuenta con nosotros y ahí vamos estar si nos requiere”, subrayó.