No sabe perder

La forma agónica en la que terminó el partido y el protocolo que el subcampeón debe recibir medallas, provocó que Nahuel Guzmán tuviera un conato con Miguel Layún y con gente de la Concacaf.

Al finalizar el duelo y mientras los jugadores de ambos equipos se saludaban, Guzmán tuvo un altercado con Layún, que hablaba con Guido Pizarro, incluso amagando con darle un cabezazo.

Guido tuvo que intervenir para separar el arquero y también lo hizo Ricardo Ferretti, para ponerle frío al asunto.

Luego, antes de la entrega de medallas, el arquero tuvo discusiones con gente de la Concacaf, aparentemente por el tiempo que tenían que estar en la cancha.

Guzmán, junto con los jugadores de Tigres, agradecieron el apoyo de sus seguidores en la parte alta del estadio aplaudiéndolos y al salir del estadio no quiso dar declaraciones.

“No, para nada”, fue lo único que respondió, sin detener su marcha, cuando se le cuestionó si estaba molesto con gente de la confederación.

Guzmán sí aceptó el saludo de varios elementos de Rayados como sus compatriotas Nicolás Sánchez y Maxi Meza.

El partido fue caliente y esto se notó sobre el final, cuando Francisco Meza se encaró con miembros de la banca de Rayados y en donde tuvo que intervenir, también, el “Tuca”.

El entrenador felino enfrió las aguas al regresar a sus dirigidos a la banca, quienes se encaraban con sus rivales.

Tenso y caliente fue el partido de principio a fin, en donde Rayados cobró revancha al ganarle a Tigres el título de la Liga de Campeones Concacaf.

Leave a Reply