No pueden con los Leones

Apenas tres días después de ser eliminado de la Liga Europa, el Athletic de Bilbao ganó el domingo en la Liga española por 1-0 en cancha del Málaga y prácticamente aseguró sus opciones de regresar a la competición continental la próxima temporada.

Un gol de Raúl García a los 53 minutos bastó al Athletic para sumar su séptima victoria del campeonato a domicilio y alcanzar los 54 puntos en el quinto lugar de la clasificación, que da boleto para jugar el torneo europeo.

El Málaga, que se clasifica octavo con 41 puntos, se distanció de la pelea continental, aunque permanece lejos de la zona del descenso, a 12 puntos de distancia por la Fecha 33.

El arquero Gorka Iraizoz fue el mejor del Athletic, mientras que el venezolano Juanpi Añor se destacó en un Málaga voluntarioso y vertical, empeñado desde el inicio en desgastar las piernas del equipo bilbaíno, que acumula ya 57 partidos oficiales en la temporada, más que cualquier otro club europeo.

Y pese a ello, fueron los rojiblancos los primeros en avisar con una buena maniobra de Borja Viguera en el área, cuando recortó y apuntó al segundo poste, fuera por poco.

Las jugadas ofensivas locales las monopolizó Añor con su habitual desparpajo, primero enroscando un balón que pudo sacar Iraizoz, luego habilitando un disparo de José García ‘Recio’ que repelió también el arquero y no acertó a embocar el venezolano, mandando el rechazo por encima del travesaño.

El uruguayo Gonzalo Castro también se atrevió con un zurdazo desde fuera del área, sin problemas para el arquero bilbaíno, y la segunda mitad se reanudó con nuevo chispazo de Añor, que obligó a otra brillante intervención de Iraizoz en latigazo angulado al poste más cercano, con bote traicionero.

Sin embargo, fue el Athletic el que logró ponerse en ventaja mediante un tiro de esquina, cuando el mexicano Guillermo Ochoa no se decidió a salir del arco y García le ganó el salto a Raúl Albentosa para cabecear a la red.

Nuevamente fue Añor el catalizador de la reacción malagueña, aunque Duje Cop no acertó a impactar su sensacional servicio aéreo, y un posterior zapatazo desde la frontal del área lo controló sin apuros Iraizoz.

Tuvo el empate Charles a poco del final, pero nuevamente el portero rojiblanco frustró su escapada, saldada con doble remate al cuerpo.

También tuvo ocasión de lucirse Ochoa al ganarle un mano a mano a Viguera que hubiera supuesto el segundo del Athletic en el desenlace.