No levanta

Por novena ocasión en la actual temporada del PGA Tour, Carlos Ortiz no jugará las rondas finales de un torneo.

El tapatío firmó una alarmante tarjeta de 79 (+8) golpes en la segunda ronda del RBC Heritage al nuevamente presentar problemas con el driver en su golpe de salida y tampoco ser tan efectivo con su putter.

Solo siete de los primeros golpes de Ortiz se posicionaron en el fairway o green, muy por debajo de su 50 por ciento de efectividad en tiros de salida, el cual de por si ya es un número bajo en la PGA.

El mexicano tiró cinco bogeys y un triple bogey en la última bandera, resultado de un tiro de castigo que recibió al mandar su driver fuera del campo y tomar cuatro golpes en el green para embocar la bola.

El acumulado de Ortiz (+9) le impidió superar el corte por novena ocasión en 14 eventos disputados esta campaña en la gira de la PGA.

Carlos se ubicó en la penúltima posición del evento tras su segunda tarjeta más alta del año y en el lugar 122 general.

Después de que la mayoría de los golfistas completara su recorrido en Hilton Head, Kevin Chappell y Jason Day compartieron el liderato del torneo con un acumulado de seis golpes bajo par. Chappell firmó una tarjeta de -3 en la segunda ronda, mientras que Day, el mejor golfista del mundo, completara el segundo día -2.