No le urge

Jürgen Damm es una de las joyas que se consolidó en el Pachuca y que ahora triunfa lejos del Estadio Hidalgo.

El volante de Tigres, quien llega a 100 partidos este sábado -enfrentará precisamente a los Tuzos- fue transferido en 8 millones de dólares el verano pasado y es uno de los principales prospectos mexicanos para ir a Europa.

“No me urge (ir a Europa), estoy muy tranquilo en Tigres, disfrutando de llegar a Finales.

“Creo que todo eso ayuda mucho en la experiencia y en seguirme consolidando como futbolista teniendo jugadores como (Rafael) Sobis, como André(-Pierre Gignac), como (Javier) Aquino, y en un futuro llegar a Europa, pero con más experiencia y sabiendo más de futbol”, comentó Damm.

El mediocampista, quien debutó en Estudiantes Tecos y pasó a los Tuzos cuando Grupo Pachuca compró la franquicia, alabó la estructura hidalguense para desarrollar a jóvenes como él o debutar prospectos como Hirving Lozano, Rodolfo Pizarro o Érick Gutiérrez.

“Es una institución que trata muy bien al jugador, que tiene una excelente estructura de fuerzas básicas, tienen el centro de alto rendimiento, tiene la universidad del futbol, hacen todo para que el jugador se aleje de vicios, de cosas extra futbol, que se concentre y haga únicamente lo que es estudiar y jugar al futbol”, explicó.

“Tienen excelentes personas en el área de visorías, está Marco Garcés que sabe muchísimo de eso y ha hecho que las fuerzas básicas de Tuzos sean ahorita las que mejores jugadores estén sacando, no lo digo por mi caso, sino por Pizarro, Hirving, Gutiérrez; es de valorarse ese trabajo”.