Estratega Deportivo » No le sonríen

No le sonríen

Gerardo Martino y los penales no suelen congeniar.

Quizá por eso el sábado contra Costa Rica se encomendó a la Virgen de San Nicolás, cuya medalla porta en el cuello.

“La medallita es de mi mamá (Mabel). Me la regaló. Mi mamá falleció, y no me gusta pedirle para el futbol, pero en alguna ocasión por ahí la llamo a la vieja y cuando puede, me ayuda”, dijo Martino.

Si alguien piensa que la muerte súbita del Tri le causó taquicardia está muy equivocado. En la Copa Libertadores 2013 sufrió 26 tiros antes de que su Newell’s venciera a Boca Juniors en Cuartos. Perdió la Final de la Copa América 2015 y 2016 al mando de Argentina. Un penal fallado en el Mundial de 2010 evitó que Paraguay pusiera contra las cuerdas a España, en Cuartos.

Su maldición viene desde que era jugador al perder la Final de la Libertadores 1992 con Newell’s ante Sao Paulo. Ahora Martino vino a cambiar su suerte con México, quién lo diría, otro que cojea del mismo pie.

La mala relación entre Martino y los penales existe desde que era jugador. Él no pateó en la tanda para definir al campeón de la Libertadores 1992, contra Sao Paulo, pero la derrota le dolió igual, en aquel plantel legendario donde jugaban Scoponi, Berizzo, Pochettino.

En la Copa Libertadores 2013 tuvo que sufrir durante 26 penales para que el futbol por fin le hiciera justicia y Newell’s se impusiera a Boca Juniors en Cuartos de Final, por marcador de 10-9. El portero de los leprosos era nada menos que “El Patón”, Nahuel Guzmán, quien anotó.

Nadie estuvo tan cerca como Paraguay de eliminar a España en el Mundial de 2010, pero el guaraní Óscar Cardozo falló un penal cuando el partido aún estaba empatado a cero. Los paraguayos no pasaron de ese histórico quinto partido.

Qué tan traumática habrá sido la segunda Final consecutiva perdida en penales, que hasta Lionel Messi planteó su renuncia de la Albiceleste. Argentina cayó en 2015 desde los 11 pasos contra Chile y tropezó con la misma piedra en 2016, con el agravante de que falló el 10 y eso le afectó aún más.

Leave a Reply