Ni finiquito dieron

A pesar de que el dueño del Veracruz, Fidel Kuri, prometió facilidades para la resolución del caso del presunto abuso sexual a uno de sus futbolistas, el propio club multiplicó las trabas para terminar la relación con el jugador.

El padre del futbolista Bernardo “N” vivió un tormento durante más de 3 semanas para que su hijo quedara desvinculado y pudiera buscar otro club.

Tanto el asistente de Fidel Kuri, Jorge Káiser, como el director de Fuerzas Básicas, José Luis González China, ofrecieron distintas explicaciones, desde que el futbolista no podría recibir sueldo porque llegó tarde al plantel (aunque el contrato estipulara un salario) hasta que no le daban finiquito o le entregaban la carta, pero no ambas.

“A su hijo se le había comentado que él iba a ser registrado por Tercera y que no iba a tener sueldo. El dinero se le da a los 25 jugadores que forman parte del plantel, él llegó tarde.
“Lo que estamos buscando es darle todas las facilidades para que salga bien del club”, explicó González China, en una de las llamadas telefónicas.

Después de 2 semanas y a pesar de los ruegos, Káiser dijo que Fidel Kuri Grajales ni siquiera estaba enterado de la petición. La situación exasperó tanto a Bernardo y su familia que estuvieron dispuestos a renunciar al finiquito con tal de obtener el Convenio de Terminación Anticipada.

“A final de cuentas nos dieron la carta, pero condicionada. Mi hijo firmó un contrato en el que decían que le iban a pagar una cierta cantidad al mes, nunca le pagaron, cuando dijimos que nos dieran la carta junto al finiquito, de que nunca le habían pagado, fue ahí donde nos condicionaron; ¿o quieren la carta o el dinero?, así nos dijo González China, refirió el padre del jugador.

Leave a Reply