Nadie le pone presión

Alfredo Saldívar sigue sin consolidarse en el arco de Pumas.

Desde que tomó la titularidad hace dos años ha vivido una serie de altibajos que le han impedido ser el arquero confiable que pueda avanzar al siguiente nivel.

El año pasado se pensó en traerle al internacional Raúl Gudiño para generar competencia interna que le ayudara a crecer, pero la contratación no se logró. Finalmente llegó Miguel Fraga, pero el ex del Atlas ni siquiera logró moverle el piso, pues no ha jugado un solo partido de Liga y en la Copa MX tiene tiene duelos disputados.

Abajo de Saldívar hay otros canteranos como Bernabé Magaña y José Castillo que tampoco parecen tener la experiencia para presionarlo. Incluso Magaña había sido prestado a Venados para que tuviera más horas de vuelo, pero el club lo hizo regresar en noviembre de 2018, luego de que Fraga tuvo que ser intervenido de una dedo de la mano derecha, quedando fuera de acción.

El cuadro universitario, que en años anteriores formaba excelentes arqueros, se quedó seco en este rubro. Desde hace más de 20 años que no aportan un portero para disputar un Mundial con el Tricolor.

Sergio Bernal vistió la camiseta de la escuadra nacional bajo el mando de Hugo Sánchez en el 2007 y luego hubo un llamado para Alejandro Palacios en la era de Juan Carlos Osorio en el 2016, pero solo fueron destellos.

La Cantera ha tenido porteros de la talla de Jorge Campos, Olaf Heredia y Adolfo Ríos, pero desde que Campos abandonó la titularidad del Tricolor, Pumas no ha podido generar más talento para ir a pelear por esta posición al representativo nacional.