Los pone en la final

Fue otra noche en la que el delantero André-Pierre Gignac justificó su contratación.

Dos goles del francés pusieron a los Tigres en la Final de la Liga de Campeones de la Concacaf, a sólo un paso del Mundial de Clubes de Japón 2016.

El Querétaro se estaba saliendo con la suya y el partido parecía irse a tiempos extras, pero el galo apareció en los minutos finales para marcar un doblete y darle una victoria de 2-0 a los felinos, que jugaron con un hombre menos desde el minuto 72.

Fueron las dos exquisitas definiciones de Gignac las que marcaron la diferencia en un partido donde se combinaron el miedo a no perder y la falta de ideas para atacar al rival.

Pero del bostezo y alguna rechifla, en el Universitario pasaron al júbilo.

A los 84′, Gignac recibió un pase retrasado de Rafael Sobis dentro del área y empalmó el balón de primera intención con el pie derecho, para colocarlo justo pegado al poste, imposible para que el portero Thiago Volpi pudiera evitar el gol.

Y sólo cuatro minutos después el francés volvió a aparecer para capitalizar un error en la zaga queretana. El defensa central Miguel Martínez falló al despejar, le dejó el balón a Gignac y éste toco suave ante la salida de Volpi para el 2-0.

Pasaron 174 minutos en la serie sin goles, pero en cuanto Gignac tuvo la chance, sentenció la eliminatoria y Tigres avanzó a otra Final, nada menos que la quinta en los últimos dos años.

Los Tigres son los campeones defensores de la Liga MX tras vencer en diciembre pasado a los Pumas por el título del Apertura 2015 y hace dos años ganaron la Copa MX frente a los Alebrijes de Oaxaca. Pero también jugaron la Final de la Copa Libertadores 2015 contra el River Plate de Argentina, en la cual perdieron y una más del torneo local, en la que cayeron contra el América en el Apertura 2014.

Si se toma en cuenta desde el 2010, cuando el director técnico Ricardo Ferretti volvió al club, ésta será la sexta Final que jueguen en los últimos seis años, incluyendo la que le ganaron al Santos en el Apertura 2011.

El rival saldrá del ganador de la otra Semifinal que disputarán hoy mismo América y Santos, en una llave en la que empataron 0-0 en el juego de ida y que se definirá en el Estadio Azteca.

Sin importar quien sea el rival, los Tigres cerrarán jugando como visitante.

El partido de ida en el Universitario será el miércoles 20 de abril y la vuelta se jugará el miércoles 27 de abril.