Los mandan al ascenso

Después de la goleada que recibieron en Torreón, la directiva del Guadalajara hizo oficial la salida del equipo del defensa Hedgardo Marín y del volante defensivo Miguel Basulto, ambos a equipos del Ascenso MX.

Aunque en redes el malestar de la afición se centró en el pésimo debut rojiblanco con el 3-0 en contra sufrido ante el Santos, los seguidores tapatíos celebraron las salidas de Marín, cedido un año a préstamo a Mineros de Zacatecas, así como el de Basulto a los Cañeros del Zacatepec.

Marín de 26 años, fue uno de los jugadores más repudiados por la afición rojiblanca en el último año, no sólo por los errores en la cancha y actuaciones irregulares, sino por sus episodios fuera del campo desde la era de Matías Almeyda.

Basulto en el último torneo dejó de jugar como zaguero central para volver a ser contención como en sus primeros años de juvenil, y con José Cardozo tuvo actuaciones aceptables.

Sin embargo, ambos canteranos del Rebaño se convirtieron en el centro de las críticas y del rechazo de los aficionados, cuando el equipo tenía malos resultados con ambos en la alineación.

Con la salida de Marín y Basulto, el plantel de Tomás Boy sumó un total de 6 salidas junto a las de Jair Pereira que se fue libre al Querétaro, Jesús Godínez prestado al León, Miguel Jiménez, prestado al Tampico Madero en el Ascenso y Antonio Alfaro también al Zacatepec del Ascenso.

Seis bajas a cambio de sólo 4 altas nuevas con Oribe Peralta, Antonio Rodríguez, Oswaldo Alanís y Antonio Briseño, además de elementos que serán ascendidos de la cantera.