Lo ve complejo

El porcentaje con el que supera la cantidad máxima permitida de Trembolona en la muestra de la marchista Guadalupe González complica su caso de dopaje, estimó ayer el titular de la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo (FMAA), Antonio Lozano.

Pese a creer en la inocencia de la subcampeona olímpica y mundial en los 20 kilómetros de marcha, el federativo reconoció que el proceso que se le sigue en la Unidad de Integridad de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) es difícil porque se le encontraron más de los .7 nanogramos por mililitro de orina permitidos. Sin embargo, no reveló la cantidad que le fue detectada.

“Lo que podría ser un poquito preocupante es que había una cantidad en su explicación… y tenía que haber comido (mucha) carne contaminada”, expuso Lozano.

“Me inquieta porque siempre que encuentras algo en tu cuerpo tienes que justificarlo, y cuando es una cantidad que rebasa los límites y por eso se considera que es un dopaje… La cantidad permitida es .7 (nanogramos) y obviamente rebasa esa cantidad”, añadió el federativo.

La atleta fue sometida a un control fuera de competencia el pasado 17 de octubre y tanto en la muestra A como en la B se detectó el anabólico mencionado, por lo que la marchista está inhabilitada mientras se resuelve su caso.

González, quien sigue entrenando con miras a los Juegos Panamericanos de Lima 2019, aduce su positivo al consumo de carne contaminada y ahora está en espera de la resolución de la Unidad.

En caso de ser declarada culpable, la marchista puede recurrir al Tribunal de Apelación en el Deporte (TAS).

Leave a Reply