Lo exprimen

¿Qué tienen en común Manuel Lapuente, Enrique Meza, Javier Aguirre, Ricardo La Volpe, Hugo Sánchez, Sven-Göran Eriksson, José Manuel de la Torre, Miguel Herrera, Ricardo Ferretti y Juan Carlos Osorio?

Todos esos técnicos han tenido Rafael Márquez como su pilar.

Procesos van y vienen y el eterno capitán del Tricolor sigue vigente. En la Eliminatoria contra Canadá, el futbolista jugará por primera vez bajo las órdenes de Juan Carlos Osorio.

El colombiano quiere sacarle jugo a Rafa, quien a sus 37 años aún no tiene un sucesor de su tamaño.

Osorio es especialista en exprimir la última gota de los grandes futbolistas, como lo ha hecho al poner el punto final a las carreras del danés Peter Schmeichel, el estadounidense Claudio Reyna, el inglés Steve McManaman, el colombiano Juan Pablo Ángel y el costarricense Paulo César Wanchope.

Márquez es el único mexicano en ser capitán en cuatro Copas del Mundo.

El técnico Javier Aguirre desglosó el porqué el defensa central, y también contención, sigue vigente en la Selección Mexicana.

“Es gente que necesitas dentro y fuera del terreno de juego, necesitas descansar en algún jugador, que sea la extensión del entrenador en el terreno de juego, Rafa muy jovencito en el 2002 era mi capitán en Japón.

“Entonces es un cuate que transmite mucha paz, que transmite mucha tranquilidad, alguien que nunca se esconde y nunca se arruga, siempre tiene la palabra exacta en el momento exacto, es un jugador que a México le ha dado mucho y que todavía tiene mucho que aportar”, comentó.

Tanto Herrera como Ferretti y ahora Osorio entablaron una rápida comunicación con Márquez.

El colombiano lo quería para el inicio de la Eliminatoria e incluso se entrevistó con él en Verona, pero una lesión le impidió al capitán comandar al Tricolor.

Márquez tiene 131 partidos como seleccionado, de acuerdo con la FMF. A pesar de que no vive su mejor momento futbolístico, su liderazgo no está a discusión para el técnico en turno en el Tri.

“Imagino que el señor Osorio valoró esa capacidad para transmitir dentro y fuera del terreno de juego, las ideas del técnico. Rafa en ese sentido ha tenido grandísimos maestros, grandísimos entrenadores, y tiene un montón de experiencia y tiene a los chavos alimentándose perfectamente”, consideró Aguirre.