Le tiene que pagar

El Oporto fue condenado a pagar dos millones de euros al Benfica por haber divulgado correos electrónicos del club lisboeta que, admite la Justicia, dañaron la imagen del equipo y con ello perjudicaron sus ingresos.

El llamado “caso de los e-mails” se remonta a junio de 2017, cuando altos cargos del Oporto divulgaron correos electrónicos mantenidos entre antiguos árbitros y Pedro Guerra, director de contenidos de Benfica TV.

Los dirigentes de “los dragones” sostenían que dichas comunicaciones demostraban la existencia de un supuesto esquema de corrupción dentro del arbitraje para favorecer al club de Lisboa, que en los últimos cinco años ha ganado cuatro Ligas de Portugal.

Con este argumento han defendido ante la Justicia lusa que publicasen los correos, que afirman eran de “interés público”, pero el magistrado ha dado la razón al Benfica, que denunciaba que como consecuencia de la divulgación su imagen se había visto perjudicada y había perdido ingresos la temporada siguiente.

En concreto, aseguraban que había dejado de ingresar 20 millones de euros por esta cuestión.

Teniendo esto en cuenta, los “encarnados” exigían una indemnización de 17 millones de euros que finalmente se han rebajado a dos.

La sentencia, de primera instancia, es susceptible de recurso.

Leave a Reply