Le echan porras

Los ultras de la Lazio no honraron a un futbolista o directivo del equipo, sino a Benito Mussolini, líder de Italia y aliado de la Alemania de Adolf Hitler en la Segunda Guerra Mundial.

Los radicales aficionados acudieron a la Plaza Loreto previo a la Semifinal de Copa ante el Milán y desplegaron una manta con el texto: “Honor a Benito Mussolini”. Ese lugar es histórico ya que, luego de ser ejecutado, el cadáver de Mussolini fue expuesto, colgado boca abajo y ultrajado el 29 de abril de 1945.

Además, los aficionados, algunos ya identificados, realizaron cánticos y gestos fascistas por las calles de Milán.

Otro grupo de seguidores, estos cerca del estadio San Siro, hicieron cánticos racistas en contra del jugador del Milán, Tiémoué Bakayoko, quien se habría burlado del defensa de la Lazio, Francesco Acerbi, hace dos semanas cuando los rossoneros ganaron su compromiso por la Serie A.

Leave a Reply