Indignado

Dwight Howard está sorprendido y decepcionado por la posibilidad de que se le considere un tramposo.

La NBA está revisando el uso de una sustancia pegajosa en las manos por parte de Howard durante el partido del sábado, que Houston perdió ante los Hawks de Atlanta.

Paul Millsap, de Atlanta, se quejó al notar que dicha sustancia estaba en el balón, mientras cobraba un par de tiros libres con 3:36 minutos restantes en el primer periodo. Poco antes de esos disparos, Howard había logrado un enceste.

El pívot de los Rockets dijo que no entiende por qué el asunto ha generado tanto revuelo.

“Sólo sé que se está exagerando con esto, como si yo estuviera haciendo una locura”, dijo.

“Insisto, nunca he sido un tramposo. Nunca he sido el tipo de jugador que tiene que hacer algo indebido para ganar. Esto es molesto, pero no puedo controlarlo ahora”.

Después del incidente, los árbitros emitieron advertencias a ambos banquillos y se acercaron a la mesa del anotador oficial, donde llamaron la atención sobre una lata que supuestamente contenía la sustancia, y que estaba cubierta con cinta adhesiva blanca. La lata fue retirada y uno de los árbitros pidió que el anotador le avisara si la volvía a ver.

Howard afirmó que muchos jugadores utilizan aerosoles y polvos en las manos durante los partidos.

“Yo he usado el aerosol durante los últimos cinco años”, reconoció.

“Nunca lo he ocultado. Jamás hice algo para tratar de esconder lo que hacía. Simplemente es algo que mantiene mis manos secas”.