Fue complicado

Luego del sufrido triunfo ante Haití, 1-0, en Semifinales de la Copa Oro, Raúl Jiménez reconoció que los caribeños fueron un rival complicado y que él, tuvo su revancha.

“Ellos son un equipo muy fuerte, muy atlético, que pelea todo.

“No para nada (pensó en negarse a tirar el penal), hay que sobreponerse rápido, esto es una revancha puede ser también, me tocó fallar hace tres días contra Costa Rica, hoy tenía la seguridad de que lo podía meter y nos vamos con el triunfo”, comentó Jiménez a Televisa después del encuentro.

Jiménez no tiene un favorito para que sea su rival en la Final, que se jugará en el Soldier Field, en Chicago, el próximo domingo, pues considera que el ganador entre Estados Unidos y Jamaica será un contrincante muy complicado.

“No el que sea, para ser campeones hay que ganarle al que sea, lo hemos venido demostrando, ningún partido va a ser fácil, los equipos han mejorado, son complicados, y en una Final más”, dijo el delantero del Tricolor.

El goleador del Wolverhampton destacó la manera en la que México cerró el encuentro, aunque aceptó que pasaron algún susto.

“Saber que tenemos que manejar el partido como lo hicimos, tener cuidado atrás porque ellos lo que buscan es una pelota parada, un contragolpe, entonces estar atentos, saber que son así este tipo de partidos y seguir creciendo como equipo y como futbolistas”, comentó.

El promedio de goles de México se ha derrumbado luego de la Primera Fase, en la que marcaron 13 anotaciones y promediaban una diana cada 21 minutos, mientras que en los duelos definitivos marcan un tanto cada 120 minutos.

Leave a Reply