Firma su pase

Los Diablos Rojos ya tienen un sitio en los Octavos de Final de la Copa Libertadores.

La escuadra mexiquense venció 2-1 a la Liga Deportiva Universitaria de Quito en el Estadio Nemesio Diez y llegó a 10 unidades, afianzado en el liderato del Grupo 6.

Sólo Gremio podría arrebatarle la punta a los choriceros, pero nadie sacarlos del segundo lugar a falta de dos jornadas, pues San Lorenzo y Liga sólo tienen tres unidades.

Incluso, con su racha invicta los escarlatas tienen la posibilidad de acabar como uno de los mejores de la primera fase y cerrar la llave en casa, aunque en una sede distinta por los trabajos de remodelación en La Bombonera.

Pese a la victoria, esta vez Toluca no concretó una actuación tan solida en los 90 minutos y debió sobreponerse a un mal inicio.

A pesar de los tres volantes centrales, con Erbin Trejo cubriendo la ausencia de Richard Ortiz, los Diablos vieron cómo sus rivales trasladaban la pelota de un sector a otro y generaban ocasiones claras frente a la portería de Alfredo Talavera.

Luego de tres remates al arco, incluido un mano a mano que desperdició Pervis Estupiñán, el conjunto albo abrió el marcador por conducto de Edson Puch, quien sorprendió con un potente derechazo desde la frontal del área, al 18′.

Parecía que Toluca estaba esperando ese gol en contra para recordar la importancia de lo que se estaba jugando.

Un minuto después, el canterano Alexis Vega, quien ya se hizo de un lugar en el cuadro titular, se estrenó con el primer equipo luego de aprovechar un rechazo del guardameta a remate de Enrique Triverio.

Con el empate, los visitantes bajaron la intensidad de su juego en ofensiva, optaron por replegarse y tratar de hacer daño al contragolpe.

Pero fueron los de casa quienes encontraron el tanto de la diferencia en una jugada a balón parado en la que Aarón Galindo ganó de cabeza y recentró para Triverio, quien definió sin marca frente al arquero.

Los Diablos regresarán a la actividad en la Copa Libertadores el próximo 12 de abril, cuando reciban a San Lorenzo.