Evita polémica

LeBron James no se enfrascará en ninguna discusión con el entrenador de los Pistones, Stan van Gundy.

El coach de Detroit criticó el arbitraje durante la victoria de Cleveland en el primer juego de los Playoffs el domingo y la NBA lo multó con 25 mil dólares por sus comentarios durante una entrevista televisiva después del primer cuarto.

Van Gundy se quejó de que James “hace lo que quiere”.

James dijo el martes después de la práctica que no estaba al tanto de los comentarios de Van Gundy. Pero agregó que las declaraciones son irrelevantes y que el técnico rival trata de lograr ventajas para los Pistones.

James, que usa las redes sociales menos durante los Playoffs, tampoco sabía que el delantero novato de los Pistones Stanley Johnson, de 19 años, dijo que el astro de los Cavaliers intentó arrojarlo al piso en el primer juego.

El estelar basquetbolista dijo que no tenía “ningún enfrentamiento individual con Stan o Stanley o cualquier otro Stan que ellos puedan tener”.