España a las semis

Después de disfrutar la victoria en los octavos de final y eliminar a Croacia con un duelo que se definió por 5-3 en la prórroga, a la selección de España le tocó sufrir. Su partido ante Suiza, que fue verdugo de Francia por penales, no fue para nada sencillo. Pero en el Estadio Krestovski de San Petersburgo, La Roja se quedó con el boleto a las semifinales al imponerse a través de la pena máxima tras empatar 1-1 en los 120 minutos reglamentarios.

Fue un partido en el que los dirigidos por Petkovic salieron a emparejarse en todo el campo con los de Luis Enrique, quienes sortearon la presión y no tardaron en ponerse en ventaja. Iban solamente 7 minutos cuando Koke ejecutó un tiro de esquina que encontró a Jordi Alba en la frontal del área para rematar directo al arco de Sommer, quien quedó fuera de acción porque el tiro se desvió en Zakaria. Un gol que le dio tranquilidad para controlar el juego, con un 75% de posesión en la primera media hora.

Aunque España tuvo el balón en su poder hasta el descanso, no consiguió tener claridad en los últimos metros. Suiza sintió la ausencia de su capitán Granit Xhaka y tuvo que reemplazar rápidamente a Breel Embolo por lesión (ingresó Ruben Vargas), pero a nivel defensivo logró neutralizar varios avances del cuadro ibérico.

Suiza quedó condicionado por la expulsión de Remo Freuler pero logró llevar el partido hasta los penales (Foto: REUTERS)

Esa tónica con la que se cerró la primera mitad se mantuvo también en el arranque del complemento, aunque España no encontró espacios y le faltó faltando fluidez. Y el cuadro helvético empezó a sentirse cada vez más cómodo en el desarrollo, para luego encontrar recompensa con un error defensivo del rival.

Laporte desvió un balón largo, pero pegó en Pau Torres y le cayó de nuevo a Remo Freuler, quien dio el pase perfecto para que Xherdan Shaqiri firme el 1-1 en el minuto 68. Aunque no todas fueron buenas noticias para Suiza, ya que Freuler vio la tarjeta roja por una dura entrada contra Gerard Moreno.

Pese a quedar con uno menos, los de Petkovic sostuvieron el resultado y forzaron la prórroga. Allí empezó a crecer la figura de Yann Sommer, quien le negó el gol en dos oportunidades a una España que ya lograba vulnerar el cerrojo de Suiza. Primero a Moreno, que recibió un pase en largo a la espalda de la defensa pero su remate lo desvió el portero con la cara. Y luego atajó un disparo que hizo Oyarzabal desde adentro del área. La solidez de Sommer y la falta de contundencia en ataque de España llevaron el encuentro a los penales.

Unai Simón fue la gran figura de España en los penales (Foto: REUTERS)

La Roja comenzó mal porque el tiro de Sergio Busquets dio en el palo, y Gavranovic aprovechó para sacar ventaja al ejecutar con éxito el primer penal de Suiza. Pero Dani Olmo convirtió el segundo y Unai Simón le tapó el tiro a Schär. La igualdad persistió porque Sommer le detuvo el tiro a Rodri y Simón se lo paró a Manuel Akanji. Después de estar dos veces abajo, España logró la ventaja por Gerard Moreno convirtió el cuarto penal y Ruben Vargas erró el suyo. Mikel Oyarzabal convirtió el quinto y selló una clasificación a puro sufrimiento.

Pese a las constantes críticas que recibió el seleccionado español, especialmente en los dos primeros partidos cuando empataron ante Suecia (0-0) y Polonia (1-1), han logrado meterse entre los cuatros mejores del certamen. Su rival de la semifinales saldrá del duelo que protagonizan Bélgica e Italia.