Es una final

El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, dijo que su equipo espera mañana un partido difícil, en los Cuartos de Final de la Champions League ante el Wolfsburgo, y, pese a la satisfacción de la victoria en el Clásico, avisó que desde ahora todos los encuentros son Finales.

“Pensamos sólo en el partido de mañana porque es lo que nos toca. Estamos bien, pero no sólo porque acabamos de ganar al Barcelona, estábamos bien antes del partido del sábado. Esperamos otro partido difícil”, dijo en conferencia de prensa.

Zidane esquivó responder a la pregunta acerca de si el Real Madrid -tras la victoria del Clásico- es tan favorito para ganar la Liga de Campeones como el Barcelona.

“Son todos favoritos. Lo importante para nosotros ahora es saber que cada partido es importante. Son como Finales. Sabes como es en el futbol, puedes ganar un partido, pero si te relajas lo pagas caro”, advirtió.

Sin embargo, el técnico francés se mostró optimista.

“Los jugadores están concentrados”.

Con respecto a su futuro, dijo que de momento no piensa en eso.

“Ahora viene lo más difícil, cada partido va a ser más complicado”, dijo.

Zidane se mostró también satisfecho con el apoyo que están prestando al trabajo defensivo Cristiano Ronaldo, Karim Benzema y Gareth Bale, aunque subrayó que su papel fundamental es atacar.

“Los tres están trabajando y bien, claro que se les puede pedir más, pero creo que los tres están haciendo su papel defensivo. Todos sabemos que el papel que tiene Cristiano, Gareth y Karim es atacar. Pero cuando quieres ganar un partido como el de mañana tienes que trabajar también en defensa”, explicó.