Es una costumbre

Desde 2007, Lewis Hamilton sabe lo que es subir a lo más alto del podio y ya se le hizo costumbre.

Con el triunfo en el pasado GP de Azerbaiyán, el británico de Mercedes llegó a 12 años consecutivos ganando por lo menos un Gran Premio.

Con 21 victorias con McLaren en los primeros cinco años y otras 42 con Mercedes en los siguientes siete años, el actual campeón sigue haciendo historia y se coloca ahora a tres años de la marca de Michael Schumacher, quien se quedó en 15 años al hilo con triunfos en la F1, el mejor hasta ahora.

Desde su temporada debut, en 2007, Hamilton se subió a lo más alto del podio en cuatro ocasiones, año que alcanzó apenas el subcampeonato.

Su segundo año con McLaren fue el de la confirmación, firmando su primer título con apenas cinco victorias.

Ya para sus siguientes tres coronas fue más avasallante, pues detrás del volante de un Mercedes, sumó 11, 10 y nueve éxitos, en las campañas 2014, 2015 y 2017.

Apenas hace 15 días, el tetracampeón de las Flechas Plateadas logró subirse al primer lugar del campeonato 2018 gracias a su victoria en las calles de Bakú, por lo que, este fin de semana, en el GP de España, intentará repetir ese éxito que ha logrado en dos ocasiones en Barcelona.

Leave a Reply