Es un sueño

Tras hacer realidad su sueño y proclamarse campeón supermediano de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), el mexicano Gilberto “Zurdo” Ramírez buscará darle lustre al fajín ante cualquier oponente.El pugilista mazatleco dio una lección al armenio-alemán Arthur Abraham para derrotarlo por decisión unánime la noche del sábado en la MGM Grand Arena de Las Vegas, con las tres tarjetas 120-108 a su favor, satisfecho con su actuación.

“Es la pelea más importante de mi vida, el sueño que tanto habíamos esperado y pues a disfrutar del momento y en adelante a defender el título como si fuera la bandera de México, venga quien venga”, dijo el “Zurdo”.

Tras convertirse en el primer mexicano en conquistar un cetro universal en las 168 libras, el pupilo de Héctor Zápari dedicó la victoria a su país, además de que “demostré de lo que somos capaces los mexicanos”.

“Es un sueño hecho realidad, es el resultado del trabajo”, agregó el oriundo de Mazatlán, Sinaloa, al tiempo de resaltar la labor de todo su equipo y lo realizado sobre el cuadrilátero para superar ampliamente al “King” Abraham.

“En todo momento me mantuve escuchando a la esquina y haciendo una pelea inteligente, como me estaban indicando. Sabíamos de antemano que iba a ser una pelea difícil, que Abraham no era cualquier rival, él es un rival con experiencia, que en segundos te puede cambiar un resultado”, aseveró.

El promotor Bob Arum resaltó tanto al “Zurdo” Ramírez como a Óscar Valdez, que la víspera también salió con el brazo en alto de Las Vegas, y dijo que ellos, junto a Saúl “Canelo” Álvarez, son el futuro del boxeo mexicano.

Finalmente, dijo que están abiertos a una posible pelea entre el “Zurdo” Ramírez y Julio César Chávez Jr., en espera de que el hijo de la leyenda mexicana pueda prepararse y estar listo para un choque en las 168 libras.