Detrás del traspaso

Detrás de la operación por la que el Wolverhampton desembolsó 39.5 millones de dólares por Raúl Jiménez está Jorge Mendes.

El agente portugués, que entre su vasta cartera de clientes presume a Cristiano Ronaldo y José Mourinho, maneja también el destino del futbolista mexicano.

Su influencia en los Wolves va más allá de sus representados. Mendes, en el estricto sentido, es la mano que mece la cuna.

Las prestigiosas publicaciones The Wall Street Journal y Financial Times llegaron a describirlo como “el dueño del Real Madrid” y el “poderoso agente detrás de la elite del futbol”. Tiene ojo clínico para el negocio y extensos tentáculos en relaciones públicas. Logró que el Benfica pagara 22 millones de euros por Raúl pese a que era un suplente de lujo. Ahora lo vendió en 13 millones de euros más.

El primer jugador de cierto renombre que se le recuerda a Mendes fue el portero portugués Nuno, quien años después al ser DT del Valencia conformó el equipo con futbolistas del agente. Nuno Espirito Santo es DT del Wolverhampton, club que ha contratado a más de una decena de jugadores relacionados con el “súper agente”, de acuerdo con medios británicos.

Hoy el jugador mexicano empieza a figurar en la agenda de los grandes agentes. A Hirving Lozano lo maneja Mino Raiola, quien tiene en cartera a Zlatan Ibrahimovic y Paul Pogba, por mencionar algunos. Raúl Jiménez habla de lo que significa el estar bajo el cobijo de Mendes o Raiola.

Leave a Reply