Detonan bomba

Un suicida se hizo explotar en un estadio de futbol al sur de Bagdad, Irak, este viernes, matando a 29 personas e hiriendo a otras 60, informaron oficiales de seguridad.

La bomba detonó durante un juego del pequeño estadio en la ciudad de Iskanderiyah, a 50 kilómetros de Bagdad. Médicos oficiales confirmaron la cantidad de muertos. Los oficiales hablaron de manera anónima ya que aún no están autorizados para dar información a la prensa.

Nadie tomó crédito por el ataque, pero el grupo del Estado Islámico ha realizado una campaña de bombarderos suicidas dentro y fuera de la ciudad capital.