Desastre en Alemania

El Real Madrid se llevó un golpe de 2-0 en su visita al Wolfsburgo, juego correspondiente a la Ida de los Cuartos de Final de la Champions League.

Los merengues no tuvieron la mejor de las noches sobre todo en el primer tiempo, en el cual cayeron los goles en contra, uno un penal y otro una jugada fabricada en su propia área.

Este marcador obliga al cuadro blanco a buscar una victoria por diferencia de tres goles para la vuelta de la semana entrante y a su vez cuidar los goles de visitante de los Lobos, los cuales complicarían su existencia en el torneo.

El primer avisó en el juego fue para el Madrid y gracias a una incursión de Karim Benzema a la zona contraria, pero el arquero Diego Benaglio estuvo atento a detener el disparo, esto en el primer cuarto de hora.

Poco después, al 17′, el Wolfsburgo se fue al frente luego de que Casemiro derribara a Andre Schürrle en el área y con ello se decretara penal, el encargado de marcarlo fue Ricardo Rodríguez.

Esta anotación significó el final de la racha imbatible de Keylor Navas, quien no había recibido gol en todo el torneo (738 minutos).

La ventaja se duplicó al 25′ luego que Maximilian Arnold cerrara un centro de Bruno Henrique y con ello culminara una serie de toques entre los compañeros del equipo.

Los merengues trataron de responder pero poco efecto tuvieron sus ofensivas. Para colmo de males Benzema tuvo que dejar el juego al 40′, su lugar lo ocupó Jesé, debido a una dolencia tras recibir varios golpes durante su estancia.

Ya para el complemento el Madrid se vio un poco más ofensivo pero ni así pudo descontar, esto en gran parte por Benaglio, atinado en sus intervenciones, una de ellas directo a Cristiano Ronaldo.

La Vuelta se disputará el siguiente 12 de abril en el Santiago Bernabéu, donde el cuadro blanco tendrá 90 minutos para darle vuelta al global o despedirse de la Champions.