Denuncia a ex esposa

El extécnico de la Selección argentina, Diego Armando Maradona, denunció hoy que su adicción a las drogas le convino a su exesposa Claudia Villafañe, con quien está sumido en una millonaria batalla legal.

“Por supuesto que le convenía mi adicción porque ella era mucho más libre”, afirmó Maradona en una entrevista con el programa argentino “Intrusos” desde Dubai, en donde radica.

El “10” agregó que cuando consumía drogas él se escondía de sus hijas Dalma y Giannina, pero también recordó que hace 13 años que dejó los estupefacientes.

“Cuando Claudia habla del infierno de la droga, mira que no soy el único que conoce la droga, tampoco que se venga a hacer la carmelita descalza”, afirmó al sugerir que su exesposa también consumía.

Maradona explicó que no va a dejar a Villafañe en la calle “porque tengo dos hijas con ella, pero de todo lo que ella me robó y me estafó, que no venga ahora a pedir clemencia”.

Villafañe fue la primera y hasta ahora única esposa de Maradona, y aunque se separaron hace más de una década, siempre mantuvieron una relación cordial a nivel personal y de negocios, ya que ella fungió durante mucho tiempo como su representante.

El año pasado, sin embargo, Maradona reveló que iniciaría una investigación por el manejo de su fortuna, ya que temía desfalcos, que fue demostrado por la auditoría que reveló un faltante de más de cinco millones de dólares).

La batalla legal ha recrudecido con el paso de los meses y Maradona explicó este martes que está “muy enojado” porque Villafañe puso en su contra a sus dos hijas y a su nieto Benjamín.

“Claudia fue miserable, se fijó en lo que le iba a quedar a ella y nunca pensó en las nenas y en mis nietos, ella pensó en lo que le iba a quedar a ella y nunca pensó ni en Dalma ni en Giannina ni en Benjamín”, dijo.

Maradona descartó, por otra parte, las denuncias sobre violencia de género que deslizó Villafañe, y aseguró que incluso cuando se drogaba hubiera sido incapaz de levantarle la mano o tratarla con violencia.