Demasiados corajes

Gerardo Martino derramó bilis, a la distancia, pero sigue vivo el sueño de ganar su primer título con una Selección Nacional.

El “Tata” manoteó varias veces en la Semifinal contra Haití. La jugada que más lo irritó fue el saque de banda que acabó en tiro a portería de Frantzdy Pierrot, al 49′. Se enojó cuando Jonathan dos Santos disparó arriba del travesaño al 40′, pero más cuando Roberto Alvarado esperó la pelota en el área en lugar de ir a su encuentro, al inicio del segundo tiempo.

Al descanso mandó a Norberto Scoponi, el único que lo acompañaba en el palco, a transmitir las indicaciones respectivas. En la cancha el encargado de dirigir a México fue el auxiliar Jorge Theiler, antiguo compañero de Martino en Newell’s y quien en el Mundial Sub 20 de 2007 era asistente de Hugo Tocalli en el banquillo de Argentina, que despachó a México, partido en el que también jugó Héctor Moreno.

El “Tata” estuvo encerrado en ese palco desde una hora antes de que empezara el partido. Le costó caro la suspensión por acumulación de amarillas.

La última vez que un técnico nacional dirigió desde la tribuna en Copa Oro el Tricolor perdió la brújula. Juan Carlos Osorio atestiguó desde las gradas la eliminación contra Jamaica en Semifinales, en la edición de 2017.

Leave a Reply